¿Te sientes rechazado por tus amigos? Cómo lidiar con ello

“Recientemente fui rechazado por mi mejor amigo. Mi grupo de amigos pasaba el rato sin mí sin ninguna razón, hasta donde yo sé. Ninguno de ellos, incluido mi mejor amigo, se molestó en invitarme o avisarme. ¿Cómo debo responder al rechazo de un amigo? «

Aprender a lidiar con el rechazo de amigos y posibles parejas románticas es una habilidad importante para la vida. A medida que avanzamos en la vida, las posibilidades de que alguien nos rechace en un momento u otro son casi del 100%.

Puede ser alguien nuevo que conocemos o alguien de quien hemos sido amigos por un tiempo. En cualquier caso, sentirse excluido y rechazado por los amigos duele.

Esto es lo que debe hacer cuando un amigo lo rechaza.

Contenido

1. Comprenda por qué o cómo ha sido rechazado

Lo primero que debemos hacer cuando nos encontramos con algún tipo de problema es intentar comprenderlo. ¿Tu amigo está tratando de rechazarte o es un malentendido? ¿Hay algo que pueda hacer para solucionar este problema?

Cuanta más información tenga sobre este problema en particular, más fácil será resolverlo.

Algunas preguntas que puedes hacerte a ti mismo o al diario son:

¿Qué es exactamente lo que me ha hecho sentir rechazado?

Por ejemplo, tal vez esté molesto porque sus amigos hicieron planes sin usted o porque han dicho algo crítico que lo hace sentir rechazado.

O puede sentirse rechazado si su mejor amigo, con quien solía pasar mucho tiempo, ahora pasa ese tiempo con otra persona, incluso si no le dice que ya no quiere ser amigo. Si te encuentras en esta situación, tenemos un artículo más detallado sobre qué hacer si tu mejor amigo tiene otro mejor amigo.

¿Es esta una ocasión única o un patrón continuo?

Si constantemente lo pasan por alto o lo rechazan, vale la pena intentar averiguar por qué. Sin embargo, puede ser útil recordar que el rechazo ocasional, por ejemplo, quedarse fuera de una salida, es normal. Los amigos no tienen que estar juntos o estar de acuerdo en todo todo el tiempo.

¿Soy especialmente sensible a la posibilidad de un rechazo?

Puede descubrir que es particularmente sensible al rechazo y lo ve incluso cuando no existe.

Por ejemplo, tal vez tus amigos se conocieron sin ti, pero aún quieren ser tus amigos, simplemente no te invitaron porque no pensaron que disfrutarías la actividad que planeaban hacer. Trate de no sacar conclusiones precipitadas. Puede ser útil leer sobre 11 señales de que alguien no quiere ser tu amigo para entender si realmente estás siendo rechazado o malinterpretando las señales.

¿Estoy haciendo algo que pueda alejar a la gente?

Puede que haya algo que haga que aleje a la gente, como hacer bromas insensibles. O tal vez descubra que puede mejorar en la elección de los amigos adecuados que quieran estar cerca de usted. Si ese es el caso, puede trabajar en esas áreas específicas. Nuestro artículo sobre sentirse excluido podría ayudarlo a descubrir en qué podría trabajar.

¿Me siento rechazado o no deseado incluso cuando estoy con mis amigos?

Si tus amigos te invitan a salir y pasar tiempo contigo, pero aún te sientes solo y rechazado, nuestro artículo sobre qué hacer si te sientes solo incluso con amigos puede ayudarte.

2. Ten una conversación honesta con tu amigo.

Puede ser útil comunicarse con su amigo o grupo de amigos. No hay nada de malo en compartir tus sentimientos y pedir tener una conversación al respecto.

Dígales que se sintió excluido y rechazado. Utilice «declaraciones en I», por ejemplo:

  • “Últimamente, siento que no has querido verme. Para ser honesto, me siento un poco excluido. ¿He hecho algo para lastimarte?
  • “Recientemente, siento que tú y el resto del grupo no me quieren cerca. Me siento un poco molesto y me pregunto si hay una razón en particular por la que las cosas han cambiado «.

Si es un buen amigo y ha habido un malentendido, probablemente tratará de arreglar las cosas. Es posible que puedan resolver el problema juntos.

Si tu amigo te dice que ya no quiere ser amigo, tendrás una respuesta clara.

3. Respeta la decisión de tu amigo

Si un amigo te dice directamente que ya no quiere ser amigo, respeta su decisión. Trate de no ponerse a la defensiva ni trate de convencerlos de que puede resolver las cosas.

En su lugar, trate de concentrarse en sus sentimientos. Recuerde usar declaraciones en «yo»:

  • «Tengo que admitir que estoy sorprendido».
  • «Yo respeto su decisión. Me gustaría saber más sobre sus razones si está dispuesto a compartir «.
  • “Al escuchar eso, me siento triste. Pero respeto tu decisión «.

4. Cambia la forma en que ves el rechazo

El rechazo duele, pero no tiene por qué poner nuestro mundo patas arriba. Cuando tenemos baja autoestima, tomamos cada rechazo de manera muy personal y seria. Lo vemos como una señal de que algo anda mal con nosotros.

Pero cuando nos valoramos a nosotros mismos y tenemos autocompasión, podemos ver que el rechazo puede ocurrir por muchas razones. A veces, las personas no son compatibles en una relación. En este caso, es posible que su amigo haya decidido que sus diferencias son demasiado grandes para superarlas.

La gente puede juzgarnos con dureza sin darnos una oportunidad justa y rechazarnos desde el principio. Y otras veces cometemos errores que no podemos recuperar. A veces podemos disculparnos, pero puede que no sea suficiente.

Ser rechazado por otros no disminuye su valor como persona. Puedes trabajar un poco para aumentar tu autoestima y recordarte que eres una persona valiosa.

5. Reconozca y acepte sus sentimientos

A menudo, cuando nos sentimos rechazados o tenemos otras «grandes emociones», tratamos de convencernos de que no las superemos sin ni siquiera darnos cuenta. Decirnos cosas como:

  • “No debería sentirme tan herido. Nos conocimos por poco tiempo «.
  • «Está bien. Tengo otros amigos «.
  • «Probablemente solo estén celosos de mí».

Todas estas cosas que nos decimos a nosotros mismos son un intento de hacer que las cosas sean menos dolorosas para nosotros. Si el mensaje es que no De Verdad cuidado o que nosotros no debería cuidado, el mensaje es el mismo: hay algo mal en nosotros por la forma en que nos sentimos.

Pero sentirse excluido o rechazado duele. Es normal que sintamos ira, tristeza y dolor cuando suceden estas cosas, al igual que es normal sentir dolor físico cuando nos golpeamos el dedo del pie, nos golpeamos la cabeza o nos lesionamos de alguna otra manera.

Trate de no decirse a sí mismo que «no debería» sentirse de cierta manera. En su lugar, esfuércese por aceptar eso ahora mismo, esto es cómo se siente.

6. Haz algo bueno por ti mismo

Recuerde que su valor no depende de una validación externa. Incluso si tu comportamiento hizo que tu amigo te rechazara, eso no significa que seas una mala persona. Sigues siendo digno de amor, y lo más importante es el tuyo.

Sal a una «cita». Haga una caminata para ver algunas cascadas, lea un libro en la playa o prepárese su comida favorita y vea una película reconfortante.

Para obtener más ideas de cosas que puede hacer usted mismo, consulte nuestra lista de ideas divertidas para personas sin amigos.

7. Comprende que es posible que no consigas un cierre.

Probablemente quieras saber las razones por las que tu amigo o amigos te rechazaron. Sientes que mereces una respuesta ya que han sido amigos durante tanto tiempo.

Lamentablemente, no puedes obligar a tu amigo a darte una explicación. Pueden sentirse incómodos al compartir las razones de su decisión. En cualquier caso, es una elección que hicieron y un límite que establecieron.

Trate de reconciliarse con el hecho de que la amistad terminó y es posible que no comprenda las razones exactas por las que lo hizo. Recuerda que algunas amistades son temporales. Una relación no es menos especial solo porque terminó. Trate de valorar los buenos momentos que compartió, aunque duele que la amistad cambie o termine.

8. Aborde las lagunas en sus habilidades sociales

Si sabe por qué su amistad no funcionó, intente utilizarla como una oportunidad para crecer en lugar de castigarse a sí mismo.

En lugar de decir: “Siempre me quedo fuera y lo seguiré siendo”, recuérdese que está haciendo todo lo posible y que se necesita tiempo para aprender y practicar nuevas habilidades.

Si hacer amigos es un desafío para usted, puede leer libros sobre cómo hacer y mantener amigos. Estos libros le enseñarán valiosas herramientas para mantener una conversación y volverse más interesante.

Si tiendes a convertirte en amigo de personas que te abandonan si no haces lo que ellos quieren, puede ser útil leer sobre cómo establecer límites y aprender a diferenciar a los amigos falsos de los verdaderos.

Considere buscar ayuda externa

Si no está seguro de por qué los amigos lo rechazan, puede ser útil trabajar con un terapeuta, entrenador o grupo de apoyo. En el entorno adecuado, ofrecerán comentarios valiosos sobre su comportamiento y proporcionarán herramientas y métodos alternativos para probar.

Los cursos en línea dedicados al aprendizaje de habilidades sociales también pueden ser beneficiosos, especialmente si incluyen videos, grupos de discusión o apoyo individual.

Tómese su tiempo para desarrollar sus habilidades

Es posible que se sienta estresado al leer esto, pensando en algo como: «Necesito volverme más interesante y ¡aprende a escoger buenos amigos! » No se preocupe si se identifica con varios de estos puntos. Todos tenemos más de una cosa que se puede mejorar. Aprender y crecer es un proceso que dura toda la vida. Puede ser útil elegir el problema más urgente para usted (el que le causa más dolor) y elegir concentrarse en él inicialmente.

9. Date tiempo para seguir adelante

Cuando experimentamos una angustia, puede resultar muy abrumador. Al principio, puede parecer que cada día es más difícil que el anterior. Sentimos tanto dolor como necesitamos para ajustar nuestra vida a una nueva realidad.

Sin embargo, a medida que pasan los meses y los años, el dolor se siente menos intenso. Esas cosas nuevas que intentamos comienzan a convertirse en hábitos. Empezamos a sentirnos diferente sobre las cosas. Tal vez miremos hacia atrás en nuestra amistad y descubramos nuevas formas de verla.

Déjese llorar. Es normal tener días buenos y días malos.

10. Aprecia las cosas buenas de tu vida.

Idealmente, nuestro objetivo es crear una vida completa. Las relaciones son un componente importante de la vida, pero muchas otras cosas pueden agregar significado y ayudarnos a sentirnos más realizados, como pasatiempos, temas sobre los que nos gusta aprender, mascotas, trabajo, ejercicio, viajes y más.

Puede ser útil recordar las cosas buenas que todavía tiene en su vida. Algunas personas llevan un registro de las cosas buenas de su vida, anotando las cosas al final de cada día:

  • «Fui al gimnasio y establecí mi mejor marca personal».
  • «Alguien me dijo que los ayudé a cambiar su perspectiva sobre un tema».
  • «Descubrí una nueva banda que me encanta».
  • «Mi jefe felicitó mi trabajo».
  • «Cociné un plato nuevo y resultó increíble».
  • «Lavé los platos y cambié las sábanas aunque me sentía deprimido».
  • «Compartí una sonrisa con alguien en la calle».
  • «Me sentí seguro con mi atuendo hoy».

Ningún momento es demasiado grande o pequeño para estar en esta lista. A medida que practiques escribiendo estos momentos positivos, te resultará más fácil.

Cuando te sientes deprimido, como después de haber sido rechazado por un amigo, puede ser útil recordar esos momentos y recordar que todavía hay cosas buenas en la vida.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad