Qué significa cuando alguien evita el contacto visual al hablar

Hacer contacto visual durante una conversación es una habilidad social clave que desarrollamos temprano en la vida. Mantener el contacto visual mientras se habla tiene muchos beneficios. Por ejemplo, puede ayudarlo a establecer una buena relación,[1] ganarse la confianza de otras personas[2]y parecen más atractivos.[3]

Pero el contacto visual no siempre se siente fácil o natural. Probablemente hayas tenido algunas conversaciones con personas que no pueden o no quieren mirarte directamente. En este artículo, veremos las razones por las que alguien podría hacer poco o ningún contacto visual durante una conversación.

  1. Razones por las que alguien podría no hacer contacto visual cuando habla
  2. Qué hacer cuando alguien no hace contacto visual

Razones por las que alguien podría no hacer contacto visual al hablar

Cuando hablas con alguien que no puede mirarte a los ojos, es posible que empieces a sentirte incómodo. Puede comenzar a preguntarse si está ocultando algo o si ha hecho algo para ponerlo nervioso. Pero hay muchas razones por las que alguien podría evitar el contacto visual cuando habla. Estas son algunas de las razones más comunes por las que alguien evita el contacto visual:

anuncios

1. Tienen ansiedad social

La renuencia a hacer contacto visual es un signo común del trastorno de ansiedad social (SAD).[4] Las personas con TAE tienen un miedo intenso a ser juzgadas por los demás. Cuando una persona socialmente ansiosa hace contacto visual con alguien, puede sentirse bajo escrutinio,[5] lo que puede hacerlos aún más conscientes de sí mismos.

2. Son tímidos

Las personas tímidas se sienten ansiosas e incómodas en situaciones sociales, especialmente si están hablando con personas que no conocen muy bien. Una persona tímida puede evitar el contacto visual porque se siente nerviosa por relacionarse con los demás. La timidez es similar a la ansiedad social, pero es más leve. Tiene un impacto menor en la vida de una persona y no se clasifica como un problema de salud mental.[6]

Algunas personas tímidas se sienten aún más tímidas de lo normal cuando están con personas que encuentran atractivas. Si tienes una cita con un chico o una chica tímidos, es posible que les resulte difícil hacer contacto visual contigo.

anuncios

3. Se sienten nerviosos o incómodos

La falta de contacto visual puede ser un signo de malestar emocional. Por ejemplo, alguien que no hace contacto visual contigo puede sentirse incómodo con el tema de conversación actual, o puede estar nervioso simplemente porque no te conoce muy bien y está ansioso por causar una buena impresión.

En algunas situaciones sociales de alta presión, como una entrevista de trabajo o una primera cita, incluso a las personas que suelen tener confianza en sí mismas les puede resultar más difícil de lo normal hacer contacto visual. Por ejemplo, si estás en una cita con un chico o una chica y no hace mucho contacto visual contigo, podría ser una señal de que está nervioso porque realmente quiere que le gustes.

Si no está seguro de si alguien se siente incómodo a su alrededor, observe su lenguaje corporal en busca de otras señales de que se siente incómodo. Por ejemplo, frotarse el cuello es una señal de que se sienten inseguros, amenazados o asustados.[7] Puede resultarle útil leer sobre el lenguaje corporal; echa un vistazo a nuestra guía de los mejores libros de lenguaje corporal.

Es posible que hayas escuchado que los mentirosos evitan el contacto visual porque se sienten demasiado culpables o cohibidos para mirarte a los ojos. Pero es importante saber que una persona que no puede o no quiere hacer contacto visual contigo no necesariamente oculta algo.

Según una revisión de 2020 sobre el tema publicada en frontera en psicología, La investigación ha demostrado que, aunque la falta de contacto visual puede indicar nerviosismo, no es una señal confiable de engaño.[8]

4. Quieren terminar la conversación

El contacto visual es una señal de compromiso y relación, por lo que si alguien rompe el contacto visual, es posible que haya perdido interés en la conversación y se sienta listo para seguir adelante. Si siente que la conversación se ha ralentizado y la otra persona sigue mirando hacia otro lado, es posible que no esté interesada en hablar más con usted.

5. Están sumidos en sus pensamientos

Si está teniendo una conversación con alguien que está lidiando con la información o luchando por poner algo en palabras, es posible que mire hacia otro lado o a la distancia mientras recuerda un recuerdo o trata de procesar una idea. Mirar a alguien a los ojos requiere esfuerzo. Romper el contacto visual puede mejorar la concentración de una persona porque tiene una distracción menos con la que lidiar.[7]

6. Están enojados o molestos

Cuando alguien se niega a mirarte, puede ser una señal de que no quiere hablar. Es posible que incluso quieran ignorarte por completo. Esto puede ser porque está enojado contigo o porque lo has molestado y quiere evitarte por un tiempo.

7. Tienen trastorno del espectro autista

Las personas con autismo a veces informan que el contacto visual se siente físicamente incómodo e invasivo.[9] Según un estudio de 2017 publicado en informes cientificos, Las resonancias magnéticas muestran que las personas con autismo tienen cerebros que son inusualmente sensibles a las caras.[10] Como resultado, pueden encontrar que el contacto visual puede desencadenar sentimientos de ansiedad y una sensación de estar abrumado.

8. Tienen TDAH

A las personas con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) a veces les resulta difícil mantener el contacto visual si luchan por concentrarse en otras personas durante situaciones sociales.[11]

9. Han experimentado un trauma

Las personas con antecedentes de trauma pueden tener dificultades para hacer contacto visual. El trauma puede cambiar la estructura del cerebro, haciendo que sea más probable que interprete una mirada directa normal como una fuente de amenaza.[12]

10. Tienen normas culturales diferentes

Si está hablando con alguien que puede ser de otro origen cultural, tenga en cuenta que su interpretación del contacto visual puede no ser la misma que la de ellos.

Como regla general, las personas criadas en culturas occidentales piensan que hacer contacto visual durante una conversación es una señal de interés positivo y amistad. Pero las personas criadas en otras culturas pueden seguir un conjunto diferente de reglas sociales. Por ejemplo, en algunas culturas de Asia oriental, desviar la mirada puede ser una señal de respeto.[13]

Qué hacer cuando alguien no hace contacto visual contigo

Si alguien no hace contacto visual contigo, trata de no tomártelo como algo personal. No llames la atención sobre su comportamiento. Es probable que se den cuenta de que no hacen mucho contacto visual y no es útil que los hagas más conscientes de ello.

Aquí hay algunos consejos que puede usar cuando alguien no hace contacto visual con usted:

1. Intenta hacer que la otra persona se sienta más cómoda

Si la persona con la que estás hablando es tímida, nerviosa o tiene ansiedad social, es posible que empiece a hacer más contacto visual si cree que disfrutas de su compañía. Trate de tranquilizarlos sonriendo, escuchando atentamente, validando sus sentimientos y haciéndoles cumplidos genuinos.

También te puede interesar leer sobre cómo dejar de hacer que la gente se sienta incómoda si esto es algo que sucede con demasiada frecuencia en tus conversaciones.

2. Cambia de tema

Si estás hablando con alguien y de repente comienza a evitar el contacto visual, puede ser una señal de que el tema de conversación lo está aburriendo o incomodando. Podría intentar llevar la conversación en una nueva dirección, preferiblemente a un tema neutral.

Por ejemplo, si estás en una cita con un chico y él comienza a mirar hacia otro lado con más frecuencia cuando le preguntas sobre su búsqueda de trabajo, puede ser un tema delicado que es mejor evitar. En su lugar, podría intentar preguntarle sobre su familia o sus amigos, o atenerse a un tema más ligero, como películas o pasatiempos.

3. Haz que sea fácil para ellos irse

Si crees que alguien no puede mirarte a los ojos porque quiere irse pero no sabe cómo, dale la oportunidad de excusarse. Probablemente estarán agradecidos por tu empatía y amabilidad.

Por ejemplo, si estás en una cita con una chica y tienes la impresión de que quiere terminar las cosas, podrías decir algo como “¡Vaya, ya son más de las 10 de la noche! ¿Te gustaría quedarte fuera un poco más, o lo llamamos una noche? o “No recuerdo si dijiste que tenías algo que hacer más tarde hoy. Me lo estoy pasando muy bien, pero no quiero que llegues tarde si tienes otros planes.

4. Ofrece hablar por otro medio

Algunas personas socialmente ansiosas o muy tímidas prefieren hablar a través de llamadas telefónicas, mensajes de texto o correos electrónicos en lugar de hacerlo cara a cara. Si necesitas hablar sobre un problema con alguien, pero se siente tan incómodo que no puede mirarte a los ojos, puedes ofrecerte para enviarle un mensaje o llamarlo. Por ejemplo, podrías decir “Sé que es incómodo hablar sobre este tema, pero debemos resolverlo de una forma u otra. ¿Puedo enviarte un correo electrónico y podemos ir desde allí?

5. Pregúntales por qué no hacen contacto visual

Si está hablando con alguien que conoce bien y se muestra inusualmente reacio a hacer contacto visual, puede preguntarle por qué. Por ejemplo, si un día tu amigo no puede mirarte a los ojos y parece decidido a ignorarte, podrías decirle “Oye, me he dado cuenta de que sigues mirando hacia otro lado cuando hablo. ¿He hecho algo que te moleste o moleste?”.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad