¿Por qué me siento diferente a los demás? (Y cómo afrontarlo)

¿A menudo sientes que hay algo diferente en ti? ¿Te cuesta relacionarte con los demás? Tal vez sospeches que piensas, sientes y actúas de manera diferente a los que te rodean. Pero aunque sentirse diferente puede ser difícil, puede que le tranquilice saber que muchas personas tienen el mismo problema.

En este artículo, hablaremos sobre las razones por las que te sientes diferente y qué puedes hacer al respecto.

anuncios

  1. Posibles razones por las que te sientes diferente
  2. Qué hacer cuando te sientes diferente a los demás

¿Por qué me siento diferente a los demás?

Hay varias razones por las que puede sentir que no encaja del todo. Aquí hay algunas para considerar.

1. Tienes un problema de salud mental

Los problemas de salud mental, como la ansiedad, las adicciones y la depresión, pueden hacer que te veas y pienses en ti mismo, en el mundo y en otras personas de una manera inusual. Por ejemplo, si tienes depresión, probablemente prestes más atención a las cosas negativas que te rodean en comparación con las personas sin depresión.[1] que puede diferenciarte de los demás.

El trastorno de despersonalización-desrealización (DDD, por sus siglas en inglés) puede hacer que te sientas aislado de todos y de todo lo que te rodea. Los síntomas principales son una sensación de irrealidad, sentimientos de pánico y una sensación de desapego. Aunque la mayoría no cumple con los criterios para un diagnóstico de DDD, hasta el 75 % de las personas experimentan algunos síntomas de desrealización o despersonalización en algún momento de sus vidas.[2]

2. Has experimentado un trauma

Sentirse diferente es un efecto secundario común del trauma.[3] Si ha experimentado uno o más eventos traumáticos, es posible que se sienta insensible, aislado socialmente y desconectado de la vida cotidiana. También puede sentir que nadie más puede relacionarse con lo que ha pasado.[3]

Aunque muchos sobrevivientes de trauma se recuperan, el trauma puede tener un impacto grave y duradero. Por ejemplo, la investigación muestra que las personas que han experimentado traumas cuando eran niños tienen más probabilidades de tener problemas de confianza y de evitar acercarse a los demás.[3]

3. Tienes una condición de desarrollo

Hay muchas condiciones, incluido el TDAH, el trastorno del espectro autista y los trastornos del aprendizaje no verbal, que pueden provocar sentimientos de aislamiento.

Por ejemplo, las personas con trastorno del espectro autista (TEA) a menudo tienen dificultades para comprender y comunicarse con los demás y pueden tener dificultades para comprender las señales sociales sutiles.[4] Esto puede hacer que se sientan profundamente diferentes o aislados.[5][6]

4. Aún no has conocido amigos adecuados

A veces, puede sentirse diferente de los demás porque está rodeado de personas cuyos valores, intereses, creencias religiosas o estilos de vida son diferentes a los suyos. Por ejemplo, si te criaron como ateo pero siempre has vivido en un área con mucha gente religiosa, es posible que te sientas fundamentalmente diferente.

Puede que le resulte útil leer este artículo sobre cómo tratar con amigos con diferentes creencias u opiniones.

5. Tus habilidades sociales necesitan mejorar

Si te sientes incómodo en situaciones sociales o conviertes a conocidos en amigos, es posible que te sientas como un extraño. Por ejemplo, es posible que vea personas a su alrededor conversando o haciendo planes para reunirse y pensar: «¿Cómo lo hacen?» Puede sentir que todos los demás de alguna manera han adquirido habilidades sociales que se le han escapado.

6. Eres un adolescente o adulto joven

Muchos adultos jóvenes luchan por sentirse ansiosos o excluidos.[7] A esta edad, es normal preocuparse por las opiniones de los demás y sentirse cohibido o incómodo en situaciones sociales.[7] Las investigaciones sugieren que estos sentimientos están relacionados con cambios normales en el cerebro que les dan a los adolescentes la capacidad de considerar los puntos de vista de otras personas.[7]

Un adolescente parece triste y excluido mientras un grupo de amigos conversa alegremente en el fondo (a distancia).

7. Tú (o tus amigos) están cambiando

Si ha comenzado a sentirse como el extraño en su grupo social, puede ser porque se encuentran en una etapa diferente de la vida o han cambiado sus prioridades. Por ejemplo, si todos sus amigos se casan y comienzan a tener hijos, y usted es soltero, puede comenzar a sentir que ya no está en la misma longitud de onda, especialmente si estos cambios ocurren repentinamente.

8. Eres introvertido

La introversión es un rasgo común, pero debido a que muchos introvertidos dudan en dar el primer paso en situaciones sociales y se muestran reservados o difíciles de conocer, pueden terminar sintiéndose diferentes o incomprendidos. La cultura occidental tiende a valorar los rasgos extrovertidos, por lo que si eres introvertido, puedes sentirte diferente o bajo presión para cambiar tu personalidad.[8]

Si no estás seguro de si eres introvertido o no, quizás quieras leer esto para evaluar si eres introvertido o antisocial.

9. Te criaron para creer que eres diferente

Los niños pequeños son confiados. En nuestros primeros años, la mayoría de nosotros asumimos que nuestros padres y cuidadores son sinceros.[9] Desafortunadamente, esto significa que si los adultos importantes en nuestras vidas dicen (o insinúan) que somos extraños o diferentes, incluso si no somos especialmente diferentes a los demás, podemos tomar sus palabras como verdad.

Como adultos, es posible que todavía creamos que somos diferentes, lo que puede afectar la imagen que tenemos de nosotros mismos y moldear la forma en que interactuamos con los demás. Por ejemplo, puede abordar cada situación social asumiendo que no encajará o que simplemente no es igual a otras personas. Como resultado, puede ser reacio a abrirse y conectarse con amigos potenciales.

Este artículo puede darte algunas ideas sobre cómo abrirte a las personas más fácilmente.

Qué hacer cuando te sientes diferente a los demás

Es importante saber que no existe una solución única para sentirse diferente; la mejor estrategia depende de la causa subyacente. Es posible que deba probar varias soluciones para encontrar una que funcione para usted. Aquí hay algunas cosas que puedes probar si quieres sentirte más conectado con otras personas:

1. Busque puntos en común

Incluso si tus valores, intereses y rasgos de personalidad te hacen sentir diferente a los demás, probablemente puedas encontrar algunas similitudes si las buscas. Tenemos un artículo sobre cómo encontrar cosas en común con las personas que puede resultarle útil.

2. Busca personas en tu longitud de onda

Si te sientes diferente porque estás rodeado de personas con las que no conectas, puede ser una buena idea buscar amigos potenciales que compartan tus puntos de vista, intereses o estilo de vida. Podría intentar unirse a un grupo en persona o en línea que se centre en uno de sus pasatiempos o ser voluntario para una causa que le apasione.

Consulte nuestro artículo sobre cómo encontrar personas de ideas afines para obtener más ideas.

3. Desafíe el diálogo interno negativo

El diálogo interno negativo puede convertirse en una profecía autocumplida y mantenerlo atrapado en patrones de comportamiento inútiles. Si a menudo te castigas porque te sientes diferente o socialmente incómodo, desafiar tu diálogo interno negativo puede ayudarte a hacer cambios positivos.

Anuncio publicitario

Por ejemplo, si te dices a ti mismo: “Soy raro y no encajo”, es posible que evites las situaciones sociales porque asumes que a nadie le gustará hablar contigo. Como resultado, no podrá construir una vida social y probarse a sí mismo que puede llevarse bien con otras personas.

Pero si desafía su diálogo interno, es posible que se sienta más seguro. Por ejemplo, podría decirse a sí mismo: “Me siento diferente y mis intereses son bastante inusuales. Pero probablemente tengo algunas cosas en común con la gente de aquí, y si hablo con ellos, averiguaré cuáles son esas cosas”.

Consulte nuestro artículo sobre el diálogo interno positivo para obtener más consejos.

4. Trabaja tus habilidades sociales

Incluso si te sientes socialmente inepto, socialmente torpe o extremadamente tímido, puedes aprender a mejorar tus habilidades sociales. Cuando haya dominado los conceptos básicos, por ejemplo, cómo entablar una pequeña charla y mantener una conversación, puede que le resulte más fácil vincularse con otras personas. Nuestra guía para mejorar sus habilidades sociales es un excelente lugar para comenzar. Puede comenzar con objetivos pequeños, por ejemplo, «Hoy, voy a hacer contacto visual con tres personas que no conozco».

5. Consulte a un terapeuta para problemas subyacentes

Puede sentirse diferente por una razón objetiva, por ejemplo, porque está rodeado de personas de otros orígenes. Pero si cree que la depresión, la ansiedad, el TEPT u otro problema de salud mental es la razón por la que se siente diferente, puede ser una buena idea trabajar con un terapeuta.

Una persona habla con un terapeuta, que la escucha atentamente.

Un terapeuta puede ayudarlo a controlar los síntomas de los problemas de salud mental y lidiar con las emociones negativas que pueden surgir al sentirse diferente. También pueden mostrarle cómo deshacerse de los mensajes inútiles que puede haber recibido de sus padres o cuidadores cuando era niño y desafiar el diálogo interno negativo.

Recomendamos BetterHelp para la terapia en línea, ya que ofrecen mensajería ilimitada y una sesión semanal, y son más económicos que ir a la oficina de un terapeuta.

Sus planes comienzan en $64 por semana. Si usa este enlace, obtiene un 20 % de descuento en su primer mes en BetterHelp + un cupón de $200 válido para cualquier curso de SocialSelf: Haga clic aquí para obtener más información sobre BetterHelp.

(Para recibir su cupón SocialSelf de $200, regístrese con nuestro enlace. Luego, envíenos un correo electrónico con la confirmación del pedido de BetterHelp para recibir su código personal. Puede usar este código para cualquiera de nuestros cursos).

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad